Seguramente si eres un aficionado a la informática muchas veces habrás visto en internet ordenadores con un interior que parece esculpido por el mismísimo Miguel Ángel. En esos ordenadores prácticamente no ves los cables y si los ves es porque el dueño así lo quiere.

¿Pero por qué? La primera razón y la más importante, la ventilación con un interior bien organizado y distribuido mantendremos una ventilación uniforme en todo el chasis otro punto, claro, esta, es el estético, nunca será igual un ordenador lleno de cables que uno perfectamente organizado.

Si quieres empezar y no sabes como, recomiendo que lo primero sea retirar por completo la fuente de alimentación que es donde realmente encontramos la maraña de cables. Una vez quitada vamos pasando los cables por detrás de la carcasa, quitamos la tapa trasera para mayor comodidad (Importante aseguraos que el largo del cable llega a la conexión de la placa).

Una vez tengamos todos los cables en la parte trasera llegara el momento de pasarlos por unos agujeritos determinados, próximos a la placa.

Y ahora realizamos el mismo proceso con los cables que no pertenecen a la fuente de alimentación (SATA, IDE, etc). Recomiendo el uso de bridas para un mejor agarre y no tener sorpresas de última hora al cerrar la tapa trasera.

Yo realice mi pequeña ordenación de cables en mi equipo media Center para que más o menos se entienda la idea fundamental, no es el mejor, pero la carcasa no permite mucha magia. OJO al colocar los cables no bloquéis sitios de ventilación o expulsión de aire, como puede ser detrás de un ventilador o debajo de la fuente (mi caso).

Antes

Después

Para finalizar decir que es un proceso lento y de paciencia, debes ser delicado en todo momento.