La tendencia actual de las memorias USB hace que estos dispositivos sean cada vez más pequeños, con más memoria y con una durabilidad bastante larga tanto que incluso se pierden antes de que estos dejen de funcionar correctamente. La tecnología avanza y tal vez ya es hora de reinventar el concepto de memorias USB.

Intellipaper es esa evolución que reivindicaba, esta evolución pretende que su material básico y más abundante sea el papel. Aunque también poseerá ciertos materiales de metales necesarios para el correcto funcionamiento del mismo.

El hecho de sustituir los plásticos por papel genera memorias más ligeras y económicas pero con una durabilidad menor. Debido ha esta razón su uso se dirigiría más bien para acciones comerciales en vez de usuarios.

Dejando de lado si es realmente interesante o no lo cierto es que aún no se trata de una realidad si no de proyecto. Este proyecto va de la mano de Indiegogo, se encuentran recogiendo fondos para hacer una realidad de este proyecto que se encuentra muy verde aún. Solo poseen 300 dólares y se necesitan hasta 300.000 dólares para el próximo mes.