En 1980, en la frontera de Texas, cerca de río Grande, Llewelyn Moss (Josh Brolin), un cazador de antílopes, descubre a unos hombres acribillados a balazos, un cargamento de heroína y dos millones de dólares en efectivo.

Cuando esta pelicula llegó a los cines muchos críticos afirmaron que a los hermanos Coen se les habían terminado las ideas, algo que a día de hoy sigo sin entender. A mi parecer en esta película los Coen vuelven a sus raíces atrás quedan “Ladykillers”, “O brother” o inluso la obra maestra del humor el gran lebowski.

En toda la película se respira un ritmo lento, pero fluido. Todo ello acompañado con unos planos completos del paisaje. Los diálogos son escasos pero increíblemente intensos, cada vez que se entabla un dialogo se desvela una nueva pista para el misterio.

Destacar la maravillosa interpretación de Javier Bardem. Sin nada más que mencionar de la película para no arriesgarme a revelar ningún dato por muy insignificante que sea os invito a ver la película.