Eddie convence a tres amigos para jugarse sus ahorros en una partida de cartas contra Harry el Hacha, un mafioso del barrio. La partida está amañada, y Eddie no sólo pierde todo el dinero sino que contrae una deuda de medio millón de libras, que debe pagar en el plazo de una semana. El mafioso pretende quedarse con el local de su padre para resarcirse de la deuda, pero los cuatro amigos planean saldarla de una forma mucho más arriesgada.

Una de las primeras películas de Guy Ritchie en llegar a la fama. En esta película veremos unos personajes perfectamente bien diferenciados con sus rasgos además de sus miedos e inseguridades con una trama argumentativa única que te mantendrá quieto en tu butaca hasta que finalice la obra. Muchas veces da la impresión que durante la película algunos fragmentos han sido colocados de forma desordenada y se debe a un error, nada más lejos de la realidad.

En esta película veremos a un joven Guy Richie buscando su camino en el cine que continuará quizás de forma más rápida y cómica en “Snatch. Cerdos y diamantes” pasando por el cubo de rubik que es “revolver” hasta llegar a “RocknRolla”, donde a mi parecer se pierde la esencia que tanto caracterizaba a este director volviendo no uno del montón pero si un director poco innovador.

Película recomendada a los aficionados a una buena historia de investigación con su pizca de acción.