Linux siempre ha sido un sistema de código abierto, libre donde cualquier persona puede modificar, editar o suprimir lo que quiera. Además al tratarse de una comunidad abierta da la opción a muchos desarrolladores a mejorar sus técnicas programadoras y aprender día a día.

Uno de los problemas actuales que quitaba el sueño a toda la fundación Linux era integrar su sistema en ordenadores con UEFI (Unified Extensible Firmware Interface), esta está incluida en el nuevo sistema de Microsoft, Windows 8. No era del todo imposible hacerlo por uno mismo, pero el proceso era algo complicado para usuarios inexpertos en el sistema, usuarios que Linux está intentando captar desde hace algunos años.

Gracias a la perseverancia de la fundación Linux han logrado que el gran Microsoft proporcione la firma digital altamente necesaria para desarrollar un proceso de integración mucho más sencillo.

Veremos cómo se desarrolla el mundo del Pingüino después de esta increíble noticia.