A todos alguna vez nos ha llegado un producto defectuoso, ya sea por un problema interno o por el mismo transporte del producto. Es más seguramente, alguna vez al ver el empaquetado del producto lo hemos visto completamente destrozado y lleno de golpes. Pues desde la Cambridge Consultants llega un aparatito llamado, Droptag. Con este artilugio, que no es más que una pegatina que irá adherido al paquete, nos indicará si este ha sufrido algún golpe durante el trayecto.

Esta pegatina esconde en su interior un acelerómetro unido a un emisor bluetooth. Si nuestro paquete es golpeado o cae, el droptag lo registra y cuando llega al destinatario, solo le hará falta usar una aplicación para saber todos los incidentes producidos. Además el droptag es reutilizable hasta que se le agote la batería. Lo encontramos a un precio aproximado de 2 dólares.

En este video en ingles explican perfectamente su funcionamiento.

[Vía]