La MWC llega a su fin, al tratarse de la primera ocasión en que asistimos todo resulta sorprende y apasionante. Me gustaría pensar que esta sensación se prolongará en futuras ocasiones, pero es difícil que esto pase.

La organización de cada una de las salas es bastante intuitiva, cada dos pasos encontrábamos a un trabajador de la MWC que te ayudaba si por casualidad te perdías, manejando con fluidez dos idiomas (inglés y español). Todo perfectamente organizado, además en cada Stand, contábamos con un grupo de especialistas en todo lo relacionado con los terminales o tecnologías y es de agradecer el uso de tecnicismos por su parte.

023 (7)

Durante la MWC hemos sido testigos de lanzamientos de productos, hemos podido realizar todo tipo de entrevistas, conocer gente nueva, hablar sobre estrategias, solicitar correos para futuros proyectos, etc. Es una oportunidad para todos aquellos que quieran presentar una idea, pero no encuentran financiación o incluso quieren buscar socios para lanzar la propuesta. Encontramos miles de pequeñas empresas Chinas y Japonesas con tan solo algunos meses de antigüedad, estas pequeñas empresas desprendían una euforia y entusiasmo sorprendente, se notaba que querían lograr el máximo apoyo posible durante la feria. Además también encontramos muchos empresarios interesados por buscar nuevas empresas innovadoras y frescas que quisieran arriesgar fuerte.

DSC_0033

En definitiva la MWC no es solo una feria de tecnología móvil es todo un universo de oportunidades donde toda idea es valorada seriamente.