Recién o a punto de cumplirse el mes, tras el anuncio por parte de Sony de la reducción del coste de sus PS Vita los resultados son óptimos. Esta decisión se debió a la escasa venta de la consola portátil de Sony, que además veía como los números de las ventas llevada a cabo por su principal competencia Nintendo, con su Nintendo 3DS, las superaba con creces.

Como bien se dice al comienzo los resultados hasta el momento están siendo gratificantes para los japoneses, quienes han conseguido aumentar sus números de 11.000 unidades semanales hasta la friolera de 44.000.

Este amento se puede interpretar de dos maneras, como una simple oferta que ha sido aprovechado por los usuarios. O como un aumento real de ventas debido sobre todo al alto precio del producto.  Pero dejando de lado este inconveniente del precio, se debe tener en cuenta la biblioteca de juegos ofrecida por Sony. Esta es bastante reducida si se compara con la competencia o con otro videojuego de la propia compañía como es la Play Station. ¿Aumentará Sony su catálogo de juegos? Y una más ¿viendo los resultados en el resto del planeta llevarán a cabo la reducción de precio?