Whatsapp es sin duda el App más descargada por todos los usuarios de telefonía móvil. A pesar de ser una aplicación muy sencilla ha creado cierta controversia en cuanto a su gratuidad. Seguro que todo usuario de este sistema de mensajería instantánea habrá recibido alguna difusión invitándonos a reenviarla a nuestra agenda para evitar un pago. Aún que la mayor parte de quienes usan este App saben que se trata de una broma, hay que decir que Whatsapp es de pago.

Esto es cierto Whatsapp es de pago y sino pregunten a usuarios Apple, que bien lo han comprado o han liberado el terminal. Una vez dicho esto entra en juego una explicación, la primera vez que registran el número de teléfono a Whatsapp se cuenta con un periodo de prueba de un año. Tras la finalización de  este periodo en teoría,  se ha de pagar anualmente una cantidad reducida.

Es común que días anteriores a la finalización de dicho periodo de prueba recibir un mensaje de “server”. Este contacto no aparece en nuestra agenda ya que se trata de la propia compañía que se pone en contacto contigo para recordar la finalización del periodo de prueba, e incitarte al pago.

Existen dos maneras de evitar este pago y por tanto se podrá ahorrar ese dinero:

  1. Si se desea tener una línea con Whatsapp de por vida sin pagar anualmente, será tan sencillo como registrar el número deseado desde un iPhone, ya que desde Apple se cobra la descarga del App y no anualmente. Tras ese registro podrán eliminar la cuenta del teléfono y acceder desde cualquier otro terminal.
  2. Esta es la más común, debido a su comodidad. Aunque también es la que mayor “riesgo” genera. Se trata de ignorar el mensaje del server y esperar a que el servicio de prueba gratuita sea ampliado automáticamente.

Por tanto la próxima vez que les aparezca este mensaje pueden ignorarlo con total tranquilidad, ya que el periodo se ampliara automáticamente, debido a que a la compañía no le interesa perder usuarios.