La empresa norte americana Amazon, provocó una revolución en el mercado Tablet cuando presento su Kindle Fire. Esta revolución viene dada por la complementación entre los servicios de Google, además de los de Amazon, lo cual en su momento supuso un gran atractivo para los clientes con preferencias de software. Según lo americanos su objetivo es la venta de contenidos, no de hardware. Tal vez esta sea la base de unas ventas de altos números.

Desde hace tiempo se especula con la adición de un Smartphone como producto de la tienda de ventas online. Al parecer este Smartphone, ha de retrasar su puesta en venta desde junio hasta el segundo semestre del año. Esto se debe a un problema de software según información proveniente de Digitimes, que se filtra desde la cadena de suministros.

La interfaz de los dispositivos de la familia Kindle Fire, cuentan con una interfaz muy peculiar y significativamente diferente al software que libera Google con cada actualización para sus Nexus. En consecuencia a tal personalización el proceso es lento, tanto que ha retrasado la presentación del gadget.

La espera de este dispositivo genera gran expectación, en parte por su asequibilidad al equipar un hardware de gama media por su precio de fabricación o casi. Así la idea de ventas de Amazon se establece en los servicios y no en el hardware.