Sería muy arriesgado dar por hecho que el iPhone 6 de Apple equipe una pantalla táctil flexible, sin embargo los de Cupertino han presentado una patente que muestra un dispositivo así.

En las imágenes de la patente se muestra un dispositivo, clasificado como “Dispositivo electrónico con pantalla ovalada”. La idea es que entre el extremo superior del terminal y el inferior, todo sea una pantalla. Es decir, la tapa trasera pasaría a ser una pantalla al igual que los bordes laterales, todo ello una única pantalla AMOLED. Este supuesto iPhone evoca de cierta manera el recuerdo del NEC, un Smartphone con dos pantallas.

La patente descrita por Apple considera un gadget con función táctil limitada, es decir, gracias a un sensor. El dispositivo habilitaría la parte de la pantalla en función del usuario, la aplicación o el propio sensor. A modo de ahorro, la pantalla inactiva quedaría apagada, sin embargo, esta pantalla redonda podría tener aplicaciones especiales, que gracias a las conexiones superiores reproduciría, vídeos o imágenes en cadena.

Este nuevo dispositivo debería equipar una pantalla AMOLED, violando así su filosofía, al dejar de lado las pantallas Retina Display. Este nuevo terminal necesitaría una buena tecnología de protección procedente de Corning, quienes ya se han puesto manos a la obra y ya han presentado algún prototipo para las nuevas AMOLED flexibles.