Ayer ser filtraron los benchmarks de los dos modelos del Samsung Galaxy S 4, los resultados obtenidos por el gigante de Samsung llevaron a calificarlo como el terminal más potente del mercado. Sin embargo este éxito será efímero, puesto que el próximo procesador de Qualcomm está al caer, y solo es cuestión de tiempo. ZTE ya presentó una variante del ZTE Grand Memo con el nuevo procesador Snapdragon 800, aunque se desconozca su fecha. Hoy también se han  actualizado los detalles del nuevo Xiaomi MI-3 que equipará este procesador de Qualcomm, disfrutando de esta manera de un quad core a 2.3 GHz. Pues hoy se ha filtrado quien parece será el tercer dispositivo en equipar este procesador.

En los benchmarks se refleja un rendimiento desbordante, correspondiente a un LG D801, a diferencia del procesador correspondiente al Xiaomi Xiaomi MI-3 los hercios de este terminal se reducen a 1.7. El sistema que corre de fábrica es el Android 4.2.2, con una resolución superior al actual Full HD con 1.794 x 1080 píxeles, también se sabe que posee botones virtuales.

Podría esperarse de este nuevo gadget que fuera el Optimus G2, o simplemente un miembro más de la familia Optimus. Dejando de lado el nombre del mismo, está claro que su rendimiento supondrá toda una revolución.