Google ha ido adquiriendo una atracción por los gestos a media que el sistema operativo para Smartphone evoluciona. Hasta el momento este desarrollo de gestos ha sido impuesto por la propia naturaleza del sistema operativo, en el continuo camino hacia la madurez del mismo.

Actualmente los gestos forman parte del funcionamiento de nuestros Smartphones, independientemente de su sistema operativo. Entre los más revolucionarios se encuentran por ejemplo: el giro automático de pantalla; pellizcar para hacer zoom, así como el doble clic; deslizar el dedo para desplegar la barra de notificaciones;…

Estos gestos que parecen una función aparentemente vacua y sin importancia, han llegado a formar parte del marketing de empresas como Sony Ericcson, para incrementar las ventas. Quién no recuerda el Shake control presente en el Sony Ericsson W580i, o incluso el propio patrón de bloqueo de pantalla en Android, ha supuesto un atractivo para los consumidores.

Google es consciente de todo este tipo de detalles, que mejoran la experiencia de usuario aunque parezcan inexistentes. Y es por eso, que el próximo Android 5.0 equipará nuevos gestos, esta fiebre por los gestos tiene su origen en el desarrollo de nuevos Sistemas Operativos como BlackBerry 10, Ubuntu for phones o incluso dispositivos Android como son los terminales de Samsung.

Por tanto la próxima vez que habrás Google Maps y tras hacer doble clic y sin levantar el pulgar los deslices para hacer zoom, cada vez que pongas boca abajo un terminal Samsung para silenciarlo, o incluso cada vez que reproduzcas un vídeo en YouTube y gires tu Smartphone para ver la pantalla completa, te darás cuenta como detalles tan insignificantes son los que marcan la diferencia.