La empresa Freefly Systems ha desarrollado un ingenioso sistema para dar solución a los problemas relacionados con la estabilización de la cámara. Uno de los mayores quebraderos de cabeza de la industria cinematográfica ha sido siempre el lograr captar planos con la mayor naturalidad posible, por lo que los movimientos de cámara juegan un punto fundamental. Los movimientos bruscos, temblores, etc.

Se basa en un sistema de estabilización, que hace uso de un giroscopio que calibrará y equilibrará digitalmente la cámara. Es compatible con cualquier cámara profesional del mercado.

Es la solución definitiva tanto para aquellas personas que están interesadas en comenzar algún proyecto cinematográfico como las personas que se dedican a esto de forma más profesional. ¿El precio? Unos 15.000 dólares, no obstante la compañía trabaja en una edición más económica del producto para pequeños estudios independiente, su precio rondará los 7.500 dólares.

Adjunto un vídeo en el que se ve lo sorprendente que resulta este estabilizador.

[Vía]