Hasta hace bien poco, 2 años, el móvil por excelencia era el iPhone. No había más donde elegir, quién no ha oído nunca la broma de “espera, que saco mi iPhone”, o “me he comprado un iPhone”. Bien, pues durante estos dos años esto ha cambiado; donde dije iPhone, digo Samsung. Solo que a diferencia del terminal de la manzana mordida hoy es un hecho.

Samsung Galaxy S 3 y Galaxy S3 Mini

Al principio me molestaba cuando alguien me decía, “mi hermana se compró un Samsung nuevo”, y es que a mí la curiosidad me mata, por tanto ¿cuál es ese nuevo Samsung? No era consiente lo difícil que se estaba convirtiendo diferenciar entre uno y otro.

Samsung Galaxy S IV

Actualmente TODOS, o el 99,99% de los nuevos terminales de Samsung son exactamente iguales. La diferencia reside en el interior, con pequeños retoques de hardware y como no la dimensión de la pantalla. Los móviles personalizables ya están aquí y Samsung es la encargada. A mi parecer ocurre como con Pokemon, llega un momento que con tantos ya no saben qué aspecto físico darles y por tanto han optado por lo sencillo, todos iguales.

Visto de esta manera será lo mismo tener un Samsung Galaxy S III y un S IV; la única diferencia que realmente pueda llegar a molestar es la lentitud de actualizaciones. Este fuerte retraso experimentado por los usuarios se debe, a la fuerte capa de personalización que si bien es cierto pueden ser divertidas y novedosas también tienen aspectos negativos. El primer Samsung Galaxy S, se ha quedado con un soporte oficial en Android 2.3.X; pero si investigas un poco en la red te das cuenta que gracias a las ROM personalizadas se puede adquirir la última versión Android disponible 4.2.2, y eso que Samsung es de las compañías que más actualizaciones libera.

Veamos que llevamos de momento, una monotonía en cuanto al diseño y un abandono algo rápido por culpa de actualizaciones lentas y pesadas. Otra cosa que sigo sin entender, es el poco amor que sienten por sus productos. Y es que no me explico cómo el Nexus 10, siendo de Samsung, tiene una resolución de 2560×1600, y el Tablet estrella de la compañía y hasta hace poco el referente se limita a las 1280 x 800, sin llegar al Full HD.  Hasta hace bien poco Samsung, no Samsung Mobile, pero si la compañía Coreana desarrollaba la Retina de Apple que siempre ha estado varios pasos por delante.

Pero si es tan malo como parece, ¿por qué tienen tanto éxito?

Las fuertes campañas de propaganda tienen la culpa, que dejan a oscuras marcas de precios más bajos y con las mismas especificaciones, en cuanto a la gama media y baja se refiere. El carácter de marca Premium que han ido adquiriendo los Coreanos a lo largo del tiempo, les permiten hacer lo que Apple, aumentar las plusvalía de un producto a casi el doble, en cuanto al precio de fabricación se refiere. Y además la presencia en cualquier mercado, a nivel internacional, y es que en España se quedan fuera marcas muy interesantes como Motorola.

Por tanto, mi recomendación es que la próxima vez que adquieras un Smartphone Samsung analices si es la opción más correcta. Y a pesar de la crítica hacia la compañía Coreana reconozco que su último producto estrella el Samsung Galaxy S 4 me ha sorprendido muy gratamente. Con esto quiero decir que generalizar es algo erróneo puesto que siempre existen excepciones.