Desde la entrada del Smartphone, la reina en telefonía móvil, Nokia, no ha hecho más que generar números negativos. La apuesta por Symbian, y la tarde entrada en Windows Phone, además del recelo que guarda hacia Android son algunos de los principales motivos de tal fracaso.

Ya ha pasado tiempo de los rumores de un posible Tablet Nokia con Windows Phone, que finalmente se quedó en palabras. En esta ocasión, le toca el turno a un hipotético Phablet, es decir el híbrido entre Smartphone y Tablet que se inventó Samsung con el Galaxy Note y que no para de crecer.

Según el diario The Financial Times, la empresa finlandesa estaría dispuesta a presentar un número considerado de Smartphone durante el año, a modo de estrategia, viendo los malos resultados obtenidos hasta la fecha. Aunque en cierta manera los resultados cosechados por los finlandeses no son tan negativos, y es que estudios de mercado la sitúan en tercera posición con 35 millones de ventas durante 2012.

En cualquier caso, presente o no el Phablet, la compañía no ha conseguido los objetivos planteados. La apuesta por Windows Phone han sido negativa y es que como quien dice, se juntó el hambre con las ganas de comer.

[Vía]