Como ya se venía intuyendo, HTC está trabajando en la actualización de ciertos dispositivos, entre ellos cabe destacar la actualización del HTC One. De esta forma, el terminal, en un periodo máximo de tres semanas, empezará a recibir actualizaciones del último OS de Android disponible hasta el momento, Android 4.2.2 Jelly Bean.

Tras la filtración en vídeo del HTC Butterfly corriendo una versión Android, equipada con el HTC Sense en su versión 5.1, las sospechas de la inminente actualización crecían. Gracias a declaraciones de los desarrolladores implicados en el proyecto, se asegura el plazo, para liberar la actualización, anteriormente mencionado. Estas novedades coinciden con el crecimiento de ventas por parte de los taiwaneses, quienes han duplicado la producción gracias a la demanda.

Por tanto, aquellos afortunados que poseen un HTC One, en breve disfrutarán de una actualización, que aparte de las novedades del sistema operativo Android, traerá consigo una renovación de la interfaz de la compañía. Es de esperar, que con motivo de la reciente presentación del nuevo gadget, éste disfrute de un gran número de actualizaciones.

[Vía]