Los que compramos videojuegos siempre hemos estado algo “poco valorados”. Los tiempos cambias y EA se ha dado cuenta por eso desde hoy podremos devolver aquellos juegos que realmente no nos parezcan de nuestro agrado. Por supuesto siempre que se encuentre dentro de los 7 primeros días de compra.

Por el momento esta política se aplica a 20 países diferentes, (España es uno de ellos).