Ya hace algún tiempo desde que escribí por última vez en esta sección, sobre qué hacer con tu viejo PC. No estaba  tan inspirado como para ponerme a trastear con viejas reliquias de la informática, no obstante, el otro día al ver el pequeño Emachine El1200 metido en un armario se me encendió la bombilla y me puse manos a la obra.

El equipo dispone de un procesador AMD Athlon 64, 2 GB de memoria RAM, gráfica integrada Nvidia GeForce 6150 SE y un disco duro de 200GB. Lo que más fallaba era el procesador, pero para usarlo como ordenador de descargas iba bastante sobrado.

Un ordenador de descargas va a estar encendido prácticamente 24 horas al día, por lo que lo primero que hay que tener presente, por lo menos en mi caso es la temperatura, no queremos que el equipo se apague solo por las altas temperaturas.

Tenía guardado un kit de refrigeración líquida de CoolerMaster al que no le estaba dando ningún uso y tras algunas modificaciones del socket puede instalarlo, le añadí los dos ventiladores que estaban incluidos más un extra de Noctua. La placa base solo disponía de un único conector de tres pines, tuve que conseguir varios extensores y adaptadores en Y para lograr conectar tres ventiladores en un único puerto de tres pines, imaginaba que la velocidad de los ventiladores sería bastante limitada, pero nada más lejos de la realidad.

VIEJO PC3

Ahora el problema era el radiador, al tratarse de un disipador doble y la carcasa siendo tan compacta, era imposible instalarlo correctamente, por lo que anclé un palo a la parte superior para poder apoyar el radiador, seguidamente instale un par de bridas para la sujeción, le puse un par de tornillos y finalmente ya tenía el sistema de refrigeración líquida totalmente funcional, con unos resultados espectaculares, unos 20-35ºC en pleno funcionamiento.

VIEJO PC2

Le instale un Windows 7 para una mayor compatibilidad con el resto de equipos de la casa, cree una red doméstica a la que se pudiera acceder desde cualquier PC de la misma, de esta forma ya no era necesario transferir archivos a pendrives o memorias, todo se realizaba a través de la red. Muy cómodo, todo el contenido descargado es accesible desde cualquier dispositivo conectado a la network, incluido el smartphone.

Una vez ya tenía todo montado, quise seguir perfeccionando la idea, tuve que retirar el lector de DVD, ya que no le iba a dar ningún uso y de esta forma tenía la disquetera libre para instalar otro disco duro de mayor capacidad, recordemos que va a ser un ordenador de descargas y lo importante aquí es el espacio. Retire la tapa para facilitar su acceso al interior y tener una mejor refrigeración general.

VIEJO PC

Estoy muy contento con el resultado, es un equipo compacto y que siempre tiene bajas temperatura, conectado a la red, muy cómodo y fácil. Otra forma más de darle un poco de vida a un ordenador que ya no tenía mucho que aportar.

 

Sobre El Autor