El diseño del iPhone 6 con su acabado metálico, poco peso y gran delgadez se ha impuesto a los demás teléfonos inteligentes del mercado, incluso al innovador cristal curvo del Galaxy S6 Edge. Desde el año 2007, cuando Steve Jobs presentó el primer iPhone de la historia, este dispositivo ha sufrido transformaciones tanto externas como internas. El revolucionario iPhone original tenía una cámara de 2 MP, un grosor de 11,6 milímetros y una pantalla de 3,5 pulgadas que se reconocía fácilmente porque su parte posterior se dividía en una parte negra y otra de aluminio. En contraposición a ese modelo, ahora tenemos el iPhone 6 con una cámara de 16 MP, un grosor de 6,90 milímetros y una pantalla de 4,7 pulgadas.

El iPhone 6 presenta ciertas características que lo hacen único. Los contornos del dispositivo son redondeados, en la misma línea del actual diseño del iPod Touch de 5ª generación, del iPad Air y del iPad Mini. El nuevo diseño de los botones en forma de pastilla se adapta a la extrema delgadez del celular. El botón de apagar/desbloquear fue reubicado de la parte superior al lateral derecho y la rejilla de los altavoces también posee un nuevo diseño, abandonando los 26 agujeros de siempre por seis orificios un poco más grandes que le dan un aspecto más limpio. Por supuesto, las características del iPhone 6 en términos técnicos son las que más han impulsado su evolución. T-Mobile proporciona una descripción detallada de todas ellas, y entre las que destacan la posibilidad de realizar llamadas Wi-Fi, sus múltiples sensores, sus funciones de conectividad y las diferentes bandas de frecuencia en las que puede operar.

El diseño del iPhone 6 y la evolución desde sus orígenes-2

Desde su creación en el año 2007, el iPhone ha cambiado mucho. El primer celular de Apple causó revuelo por ser el primero en integrar a un teléfono las funciones de un iPod y un teclado táctil en lugar de uno físico. Luego vino el iPhone 3G que era muy similar al primer modelo, pero tenía una carcasa trasera de plástico, no de aluminio. El posterior iPhone 3GS incorporó una cámara de 3,2 MP con auto-foco mejorando significativamente la calidad de las fotos. El iPhone 4 del año 2010 sufrió un cambio en su diseño, pues se usó cristal en sus dos caras y el lateral metálico. El iPhone 4S incorporó una cámara de 8 MP y el novedoso asistente de voz Siri, pero físicamente era muy parecido al modelo anterior. Además, oficialmente es el último teléfono en cuyo desarrollo participó Steve Jobs, aunque también hay quien apunta que Jobs tomo parte en el desarrollo del iPhone 5.  Este último modelo llegó en 2012 siendo mucho más delgado y ligero, seguido de dos modelos: el iPhone 5c con acabado en policarbonato y diferentes colores, y el modelo iPhone 5s, idéntico al 5, pero en color dorado.

Para los amantes de Apple, es claro que con el iPhone 6 hubo un cambio en la estética del dispositivo, pues la compañía llevaba años con diseños de superficies planas en los cantos, mientras que ahora muestra una preferencia por los bordes redondeados y las formas curvilíneas. Pero eso no fue lo único que cambió. Del iPhone 5 al iPhone 6 también aumentó la pantalla de 4 a 4,7 pulgadas y disminuyó el grosor del dispositivo de 7,6 a solo 6,9 milímetros. Todo esto se une a las modificaciones en botones, rejilla de altavoces y una pantalla más brillante y nítida para darle al iPhone 6 un aspecto único y estilizado que se mantiene en los modelos iPhone 6S y iPhone 6S Plus.