En esta página hemos tratado en varias ocasiones el tema de la importantancia a la hora de realizar copias de seguridad de forma periódica para luego no lamentar daños mayores y pérdida de datos fundamentales para nuestro día a día.

La copia de seguridad en la nube, es una alternativa que lleva años tratando de implementarse , gracias a la mejora y al abaratamiento de los planes de internet de alta velocidad y a la reducción de precio del propio almacenamiento web. Sin embargo no termina de convencer a los usuarios de ordenador, porque, si bien es una excelente forma de mantener tus datos más importantes de tu smartphone siempre en línea, debemos tener claro, que estos archivos no suelen superar como mucho los 10-15 GB. No rebasando el límite de espacio gratuito que nos ofrece Google Drive, por ejemplo.

No es una buena alternativa para usuarios de ordenador, ya que el tamaño gratuito que ofrecen difícilmente será suficiente para almacenar un HDD de 1TB con contenido en 4K y recursos para edición gráfica. Aun incluso pagando el precio de mantener al año 2TB de espacio en la nube, con Google Drive, unos 100€ o 10€ al mes.

Por eso la opción habitual a la hora de salvar nuestros datos, es el uso de unidades de disco duro. Estas van reduciendo su precio año tras año y resulta muy asequible tener varios terabytes en la mesa de nuestro escritorio. 

Ir haciendo copias de seguridad regularmente en estos discos e ir comprando nuevos cuando los antiguos ya estén llenos. Sin embargo, estos dispositivos son susceptibles a que cualquier contaminación de los cabezales, golpes, fallo eléctrico, la propia corrosión, desgaste o corte repentino del suministro eléctrico, puede llevar a la pérdida de información puntual  e incluso a la rotura total del disco duro. 

Es muy posible que alguna vez en nuestra vida experimentemos alguno de estos episodios y lamentemos haber pedido datos o información importante para nuestra vida cotidiana. 

Si alguna vez llega ese día, no tires el disco duro, memoria SD o USB por la ventana, aún puede existir una oportunidad para recuperar tus datos. Por eso en esta ocasión muestro algunas de las herramientas recomendadas, que podemos utilizar para tratar de salvar esos datos de la forma más rápida posible.

Recuva

Probablemente sea una de las herramientas más populares y simples a la hora de recuperar información o datos perdidos en nuestro disco, memoria USB, memoria SD (unidades de almacenamiento externas). 

Este programa gratuito, diseñado por los creadores del programa Ccleaner. Nos permite recuperar imágenes, música, documentos, videos, emails, PDFs, etc. Incluso información no solo borrada, también información de discos duros dañados. 

La versión gratuita nos permite un uso básico del programa pudiendo realizar análisis avanzados para la recuperación de datos. La edición de pago ofrece actualizaciones automáticas, soporte en línea y asesoramiento en caso de tener problemas realizando la operación.

TestDisk

Es una herramienta de software libre gratuita que nos permite recuperar datos, recuperar particiones perdidas o borradas, volver a hacer booteable una partición marcada para que deje de serlo, reparar FAT tables, entre otras muchas funciones. 

La única desventaja que podemos encontrar con este programa, es que no disponemos de una interfaz gráfica que nos simplifique el manejo de la misma, lo que puede llegar a ser un impedimento para muchas personas. 

ReclaiMe

Esta herramienta avanzada nos ofrece un amplio abanico de opciones a la hora de recuperar datos borrados, recuperar información en caso de fallo de booteo, discos duros externos o internos, memorias SD y recuperación de dispositivos NAS (WD, Synology, LaCie, Netgear, QNAP, etc). Esto es importante porque muchos de los programas de recuperación, olvidan los NAS (Almacenamiento conectado a la red) , 

ReclaiME tiene una interfaz gráfica amigable y simple que permite al usuario tener el control sobre el proceso de recuperación de información. Además de reconstruir sistemas RAID 0, RAID 5, RAID 6, RAID 1 + 0, RAID  0 + 1. El único inconveniente que podemos encontrar es que es un software compatible solo con el sistema operativo Windows. Esto no quiere decir que no pueda recuperar información de dispositivos Mac OS X, ya que reconoce sistemas de archivo: UFS, APFS, HFS+, HFS. Siempre podremos conectar el disco duro de nuestro equipo Mac en un PC con Windows y así recuperar los datos fácilmente.

Servicio de recuperación en laboratorio

En caso de que ninguna de las herramientas anteriores funcione, llegará el momento de valorar que tan importante era la información que has perdido. Y plantearte si merece la pena contratar los servicios de una empresa de recuperación de datos profesional. 
Y para ello tendrás que enviar por correo físico la unidad que quieras recuperar, al laboratorio de recuperación de datos contratado. Por ejemplo, Seagate dispone de un departamento especial para restaurar discos duros dañados con un precio fijo, establecido antes de realizar el proceso. Una vez enviado el formulario pertinente. 

El único problema es que puede llegar a ser costoso pagar por este proceso, además de los gastos de envío, que dependiendo del lugar desde donde se envíe puede encarecer más o menos el resultado final.

Ante todo lo más importante es realizar frecuentemente una copia de seguridad de aquellos datos fundamentales, para en un futuro no tener que lamentar, no haber tomado las medidas necesarias cuando era aún era posible.