Google ha liberado la última versión del sistema operativo Android a los dispositivos Nexus. Entre estos han recibido dicha actualización el Galaxy Nexus, el Nexus 10 y el Nexus 7. Debido al soporte directo por parte de Google, estos terminales reciben actualizaciones con una rapidez asombrosa, también ayuda el hecho de que la mayoría de sus terminales se comercializan de manera libre. Por tanto no dependen de la compañía que adapta las roms con sus servicio propios. Esta nueva actualización denominada bajo la clave JDQ39, supone la tan esperada solución a los problemas con respecto al Bluetooth A2DP o el streaming de auido.

El primer usuario en actualizar a la nueva versión 4.2.2 Jelly Bean, fue un propietario de un Galaxy Nexus. Éste explica que dicha actualización le llego vía OTA, es decir, pudo descargarla directamente desde el terminal sin necesidad de conectarlo al PC. Tras poner en común esta noticia, otros usuarios propietarios de Nexus corroboraron dicha actualización. Sin embargo, parece que la actualización del modelo Nexus 4 se ha retrasado considerablemente. Aunque se espera, no tarde demasiado.

En cuanto a las novedades presentes en esta nueva actualización, los de Redmond no han liberado dicha información. Pero debería suponer una mejora de rendimiento y estabilidad. Ahora es el turno de los usuarios, quienes desmienten dichas mejoras alegando pequeños cambios estéticos. Además de una sensación de ralentización con respecto a ciertas animaciones. Por tanto el compromiso de la compañía Estadounidense de mejorar los fallos anteriormente mencionados, sigue en el aire y por tanto los problemas de streaming vía Bluetooth sieguen presentes.

Está claro que Google ha trabajado los errores presente en el streaming, ha mejorado considerblemente, aunque según el primer usuario en recibir el susodicho update, el fallo sigue estando presente pero con menor frecuencia. También observó novedades con respecto a las notificaciones, los ajustes de Bluetooth y WiFi y nuevos sonidos del sistema.