Puedes seguirnos en

BUSCADOR

Docks

Análisis Kingston Workflow Station

Un concentrador modular con cuatro bahías USB-C, que nos permitirá conectar diferentes módulos de expansión, para gestionar el contenido de tarjetas SD, microSD o pendrives de forma simultánea, agilizando así nuestro flujo de trabajo en general.

Esta unidad fue presentada oficialmente el día 11 de enero durante el CES 2021

En la última década la tendencia con respecto al diseño y fabricación de equipos portátiles ha ido orientada sobre todo a una mejora del rendimiento general y a una reducción considerable del factor de forma de los componentes que lo integran. Esto implica que algunas de las piezas que considerábamos como habituales en la elaboración de un portátil han ido poco a poco desapareciendo o están próximas a desaparecer, como los discos duros mecánicos, que están siendo sustituidos por unidades de estado sólido (SSD) o NVMe. Como ya pasó con los lectores de CD/DVD o como pasa actualmente con los lectores de tarjetas SD/MicroSD. 

Apple desde 2016 ha ido progresivamente eliminando los lectores de tarjetas hasta el punto en el que ninguno de sus equipos portátiles dispone actualmente de este componente. Esto sumado a la reciente popularidad de los Chromebooks; equipos cuya característica principal es su factor de portabilidad y su bajo costo de producción, han logrado en poco menos de 11 años comerle cuota de mercado a Apple.  

Lo podemos ver reflejado en los datos de ventas de equipos portátiles durante el año 2020.  En el primer trimestre, Apple y Google estaban a la par: Windows obtuvo el 87,5% de la cuota de mercado, macOS el 5,8% y los equipos con Chrome OS el 5,3%. Pero en el segundo trimestre de 2020, Windows cayó al 81,7%, macOS creció al 7,6% y Chrome OS dió el saltó al 10,0%. Esta tendencia quedó confirmada en el tercer y cuarto trimestre de 2020, donde Chrome OS se mantuvo con un 11,5%.

Para que nos hagamos una idea, de los veinte portátiles más vendidos en Amazon; tan solo seis de esos equipos disponían de un lector de tarjetas SD integrado. Por lo tanto, no sería descabellado pensar que más pronto que tarde, seremos testigos de la desaparición de los lectores de tarjetas integrados en ordenadores portátiles.

Kingston Workflow Station: Introducción

El WorkFlow es un concentrador o docking de acoplamiento con cuatro bahías USB-C, haciendo uso de un diseño un modular, pensado para mejorar y agilizar el flujo de trabajo de fotógrafos, videógrafos o creadores de contenido en general, ya que permite transferir archivos de múltiples fuentes al mismo tiempo. 

Anuncio publicitario
Positivo
Facilidad de uso
Tasas de transferencia
Diseño modular
Posibilidad de utilizar individualmente cada módulo
Negativo
Precio
Inestabilidad de los módulos en la base

Un problema al que frecuentemente se enfrentan los creadores de contenido a la hora de gestionar múltiples tarjetas SD o MicroSD es el de disponer de un lector lo suficientemente capaz como para transferir una gran cantidad de archivos, con un tamaño considerable de forma rápida o la posibilidad de poder trabajar con el contenido directamente desde las tarjetas SD sin que se transfiera al equipo con el que estamos trabajando. 

Todos los lectores incluyen un cable USB-C, pudiendo usarse de forma individual, sin necesidad de conectarlos a la base principal.

Utilizar el lector integrado de nuestro portátil puede no ser la mejor opción para afrontar este problema, por ejemplo, el tiempo de transferencia de un archivo de 10GB usando el lector integrado de un MacBook Pro (2012) es de aproximadamente 2 minutos, mientras que al transferir ese mismo archivo haciendo uso de un lector convencional 3.0, logramos un tiempo de menos de 50 segundos, una reducción considerable. Sin mencionar además que en el primer caso no podemos conectar más tarjetas SD al equipo y tenemos que esperar hasta que el proceso se complete para poder conectar otra SD. 

Por lo tanto, si buscamos profesionalizar nuestra actividad, tenemos que tener claro que no todos los lectores son iguales ni ofrecen el mismo rendimiento.

Empaquetado y Accesorios

El WorkFlow Station incluye un módulo HUB USB, un cable USB-C a USB-C, el adaptador para la corriente, x4 adaptadores de alimentación eléctrica y una guía de inicio rápido. 

Kingston Workflow Station

Me resulta incomprensible que Kingston incluya de forma predeterminada el mini HUB USB en vez de un módulo o concentrador de tarjetas SD, si precisamente esta unidad va enfocada a usuarios que requieren de un sistema versátil que les permita conectar sus tarjetas SD. 

De todas formas, estos módulos pueden comprarse por separado a un precio de 29€ el lector para tarjetas SD y 36€ el lector para tarjetas microSD. Incluyendo por defecto un cable USB-C, permitiendo así que puedan usarse de forma individual sin necesidad de utilizar la base principal. 

Diseño y Características

  • Soporte para tarjetas UHS-II
  • USB 3.1 Gen 2 (Base)
  • USB 3.1 Gen 1 (Módulos)

El dispositivo tiene un diseño rectangular con bordes redondeados y una estética moderna y agradable, compuesto por una carcasa de plástico en color gris con acabado mate y negro con textura rugosa tanto en la parte superior como inferior. Al igual que los módulos de expansión. 

Kingston Workflow Station

Tiene unas medidas de 160 x 70 x 56 mm con un peso de 292g, mientras que cada módulo de expansión tiene unas dimensiones de 63x17x50 con un peso de 30g. Lo que hace que el WorkFlow en términos generales sea fácilmente transportable. 

Su diseño inevitablemente me retrotrae a los ordenadores antiguos o las viejas consolas que funcionaban con cartuchos. Resulta muy práctico poder transportar los módulos allá donde vayamos con todas las tarjetas conectadas y poder enchufarlos rápidamente en la unidad principal sin necesidad de realizar ningún tipo de configuración previa. Lo que nos permite ahorrar mucho tiempo. 

Kingston Workflow Station
Cada módulo al igual que la base, hacen uso de una carcasa de plástico con un pequeño LED de actividad en la parte superior.

La conexión desde la base al ordenador se realiza a través de interfaz USB 3.1 Gen 2, que ofrece 10 Gbps (1250 MB/s). Y cada módulo se conecta a través de USB 3.1 Gen 1, que proporciona 5 Gbps (625 MB/s) de velocidad. Además las ranuras de ambos módulos son compatibles con tarjetas UHS-II (retrocompatible con UHS-I), por lo que esto, junto con las características propias del conector USB-C, nos dan por resultado unas tasas de transferencia potencial muy por encima de lo normal en lo que a lectores de tarjetas de memoria se refiere.

Uso Y Rendimiento

Kingston Workflow Station
El WorkFlow requiere de una toma de corriente para su funcionamiento.

En lo que respecta al uso general del dispositivo recalcar la facilidad y rapidez con la que operar a la hora de transferir contenido de las tarjetas de memoria al ordenador. La base es perfectamente transportable ya sea para usarla en un estudio o directamente en nuestras casas, sin embargo, es cierto que la toma de corriente del mismo puede resultar un poco aparatosa debido a sus dimensiones (115x30mm) y su peso de 220g.

Los resultados obtenidos durante las pruebas técnicas han sido muy satisfactorios. Para las test de rendimiento se utilizó una placa base Asrock X570 conectada al WorkFlow a través de conexión Thunderbolt 3, usando la memoria Kingston Canvas React Plus SD UHS-II de 128 GB de hasta 300 MB/s

Anuncio publicitario

Habiendo obtenido una tasa media en CrystalDiskMark de 260 MB/s en escritura y 280 MB/s de lectura, con picos de hasta 297 MB/s. Pero para ponerlo en perspectiva en cuanto a la diferencia de velocidad, he utilizado también el lector de la cámara conectado mediante USB al ordenador y estos son los resultados:

  • Archivo 4 GB – Lector de la cámara por USB media: 20 MB/s – 1 minuto 20 segundos Total
  • Archivo 4 GB – WorkFlow Station media: 260 MB/s –  25 segundos Total 

En condiciones óptimas el rendimiento de la base está muy por encima de muchos de los lectores convencionales de tarjetas SD/MicroSD que podemos encontrar actualmente en el mercado. 

WorkFlow Station: Precio y Disponibilidad

  • Coste 93.65€ / 108.99$ / 1.803.48 MXN

En definitiva, el WorkFlow Station nos ofrece la posibilidad de agilizar nuestro flujo de trabajo, ahorrarnos tiempos y facilitarnos las labores de organización a la hora de transferir contenido a nuestros equipos. 

Personalmente creo se presenta como una solución con respecto a las nuevas tendencias en cuanto a fabricación de equipos portátiles, donde ya no solo es que los lectores de tarjetas SD integrados vayan desapareciendo, si no que también irán desapareciendo los puertos USB 3.0 convencionales, como por ejemplo ya pasa con los portátiles Mac, es solo cuestión de tiempo. 

Y dado que muchos de los fotógrafos profesionales hacen uso de equipos Apple, me parece que el WorkFlow es una alternativa mucho más completa, versátil y eficiente que el propio lector de tarjetas SD/microSD que ofrece Apple en su página web. 

Sin embargo, con esto no quiero decir que sea un producto que recomendaría a cualquier usuario, ni mucho menos. Puede que el punto más importante a tener en cuenta sea precisamente su costo, por eso creo que es un dispositivo que solo encajaría con un público específico, como fotógrafos profesionales, videógrafos o creadores de contenido que se dediquen al mundo audiovisual de manera intensiva. Ya que para el común de los mortales invertir en un lector de tarjetas de cuatro bahías tampoco supone una prioridad. 

Más allá de una serie de pequeños detalles, el dispositivo cumple perfectamente con lo que promete. Ofrece unas tasas de transferencia muy por encima de lo habitual y se presenta como un producto de cara a solventar un problema habitual entre los creadores de contenido. 

Entonces, ¿merece la pena comprar un WorkFlow? Sí, siempre y cuando se trabaje de forma intensiva con contenidos de video, fotografías, audios, múltiples tarjetas de memoria y se quiera buscar una solución a largo plazo de cara gestionar de forma más eficiente nuestro tiempo de trabajo. 

Anuncio publicitario

Además tampoco descartaría que Kingston en algún momento no se plantee lanzar nuevos módulos que permitan conectar otro tipo de unidades a la base principal. Por lo que puede resultar muy interesante. 

El WorkFlow Station está disponible a un precio inicial de 92€, 121€ si incluimos el módulo para tarjetas SD y 159€ si añadimos el lector de tarjetas microSD.

Anuncio publicitario
Escrito por

Sé breve en tus razonamientos, que ninguno hay gustoso si es largo

Publicidad

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Ciencia y tecnología

Kingston anunció este 6 de mayo de 2021, que ya ha enviado los módulos DDR5 overclockeables a sus partners de placas base para comenzar...

Ciencia y tecnología

Kingston anuncia el lanzamiento de su nueva gama de tarjetas SD y microSD Canvas Select Plus. La nueva línea de tarjetas de memoria Flash...

Ciencia y tecnología

La Unidad SSD está disponible desde ya a un precio de 82€.

Hardware

En 1987, Kingston entró en el mercado con un solo producto. Combinando uno de los procesos de pruebas más extensos y rigurosos de la...