Que la tecnología móvil avanza a pasos de gigantes es  un hecho indiscutible. Ejemplos de ello con la tecnología NFC, resolución de televisor en terminales relativamente pequeños, conectividad 4G, pantallas flexibles… Pero ahora bien, estas características consumen energía y las baterías no avanzan como el resto de la tecnología, ¿o sí?

Desde la Universidad de Southern California han desarrollado una batería que tan solo necesita de 10 minutos para estar al 100%. Los investigadores de esta universidad lo han conseguido mediante el empleo de nanotubos porosos de silicio. De esta manera sustituyen las láminas actualmente usadas por dichos nanotubos, la eficiencia mejora. Debido al empleo de esta nueva tecnología, las baterías resultantes incrementan su duración hasta tres veces. También aumenta su vida útil al soportar más ciclos de carga, incluso reduce el tiempo a tan solo 10 minutos.

Pero aun todo no está hecho, si bien la tecnología se conoce y mejora su rendimiento comparando con las actuales, el problema que se presenta es el desarrollo de las mismas para un nivel comercial.  El diseño es otro factor importante a tener en cuenta, ya que para facilitar su producción y reducir el tiempo de desarrollo hay que tener en presente otros factores. Quien sabe igual dentro de un par de años los Smartphone equiparan estas baterías…