Si alguna vez hemos probado eso de instalar Mac os x en un USB para intentar probar la experiencia de la manzana pero siempre desde una posición de seguridad en la que no podemos salir manchados en la rara probabilidad que ocurra un error.

Seguramente después al volver a Windows habremos experimentado que no reconoce la memoria USB, esto se debe básicamente a que el formato usado por Mac es MAC OS X PLUS algo así como NTFS en Windows. ¿Cuál es la solución? Fácil, formatear la unidad y listo. Pero el problema surge cuando ninguna utilidad de Windows es capaz de reconocer o formatear el USB.

Por esto mismo debemos recurrir a aplicaciones externas. En mi caso hice uso de HDD LOW LEVEL FORMAT TOOL en su versión 4.25. Esta aplicación formatea cualquier unidad que nosotros le indiquemos que esté conectada al equipo, tan fácil como seleccionar y formatear.

 HDD LOW LEVEL FORMAT TOOL

Fácil y para toda la familia.