Estos últimos años han surgido multitud de políticas, leyes y prohibiciones en toda la red para evitar el uso o piratería de obras sujetas a una licencia de copyright.

Si normalmente creas videos ya sean para ti u otras personas, eres poseedor de un local o directamente quieres otros aires musicales alejados de toda la discografía y basura que puede llegar a ser la música actual. Tienes muchas alternativas realmente gratuitas, sin peligro de multa o acción legal por parte del creado (A no ser que violes las licencias creative commons).

Algunas de las páginas más recomendadas son:

Jamendo:

jam

Si eres un artista tienes la opción de publicar tu obra y de esa forma se dará a conocer de más rápidamente.

Cuenta con una de las bibliotecas musicales más amplias en todo internet con más de 150.000 pistas y uno de los buscadores más precisos para encontrar siempre lo que buscas.

SoundCloud:

soundcloud_stream

Un servicio en la nube para todos aquellos que quieran buscar o subir sus pistas de audio, un diseño muy minimalista además de contar con múltiples opciones sociales para compartir.

FreeSound:

freesound_logo_large

En esta página podemos encontrar desde pistas de audio hasta efectos de sonido para películas, cortos, series de animación, etc…

Quizás lo único que me choque un poco en esta página sea la forma de buscar. Las clasificaciones no están ordenadas de forma adecuada además suelen tener fallos.

BeatPick:

Conocido sobretodo en Estados Unidos, uno de los servicios más profesionales actualmente en la red para la búsqueda de musica Creative Commons

Su punto fuerte es compromiso con la calidad de las pistas además de una rápida gestión de las mismas.

FMA:

FreeMusicArchive_screenshoot

Es entrar y enamorarte de su simple diseño y su toque retro que no puede evitar evocarte a épocas pasadas. Destaca por su facilidad de uso resultando todo increíblemente “user-friendly”. Al igual que los otros servicios puedes publicar tus pistas de forma completamente gratuitas (Algunas de ellas, suelen pasar por revisión antes de ser publicadas, para comprobar la calidad de audio).  Es toda una pena que no tenga el reconocimiento que realmente se merece esta página.

 Conclusión

En definitiva hemos visto que contamos con múltiples alternativas a la hora de elegir el acompañamiento musical para un trabajo, obra, etc.

Lo único importante es seguir con la filosofía Creative Commons para ayudar al crecimiento de este movimiento y que los artistas puedan ser reconocidos como tal en el mundo, que no se vean aplastados por la sombra de grandes discografías musicales que no dejan que la competencia, si puede llamarse de ese modo avance o cumpla su sueño.